EL FESTÍN DE BABETTE

elfestindebabette2Estaba yo un frío domingo de marzo bajo los arcos de la Plaza Mayor de Salamanca cuando mis queridos compañeros, de escuela y de viaje, hicieron un comentario sobre El festín de Babette, libro que yo no conocía ni de oídas, así que pedí explicaciones. “Y eso del festín de Babette, ¿qué es?”. Mari, compañera de trabajo, actriz de método y lectora con criterio, me contó que Babette era la sirvienta de dos mujeres, Martine y Philippa, amargadas por la mala costumbre de tener una moral recta, y, que, al ganar miles de francos en un premio de la lotería, decide dar un gran banquete en honor del padre de estas, pastor de la comunidad religiosa que ya había fallecido años atrás. Al día siguiente, lunes lectivo, Mari me prestó El festín de Babette.

Me dejó, por cierto, una maravillosa edición, la de Nórdica Libros, con unas ilustraciones a carboncillo realizadas por Noemí Villamuza, que retratan a la perfección el ambiente de amargura y tristeza de este pueblo solitario de pescadores en la costa de Noruega. Reza en la portada que fue Premio Junceda 2007 al Mejor Libro Ilustrados para Adultos. Ah, las ilustraciones… Hace poco que las he redescubierto, gracias a la maternidad, que me está permitiendo descubrir maravillosos libros infantiles, y no tan infantiles, genialmente ilustrados (Un poco perdido de Chris Haughton- ¡gracias, Jana&Dani!-, Los pájaros de Germano Zullo y Albertine- ¡gracias, Nuberoja!-, Harold y el lápiz morado de Crockett Johnson, La ola de Suzy Lee, …). ¡Cuánto gana un libro bien ilustrado- ¡gracias, Lucas!-).

En cuanto a la historia, es bonita y entretenida, y además da valor a lo que casi no se da valor en las novelas: la felicidad que proporciona comer exquisiteces, además cocinadas por un experto (siempre sabe mejor cuando lo hace otro, pero si encima es un experto…). En torno a una mesa, se reúnen personas que han compartido historias pasadas, experiencias dulces pero sobre todo amargas, o peor aún, sosas, y, comiendo las delicias que Babette ha preparado, se olvidan de lo malo para darse a la felicidad del festín. Pequeño gran placer, ese de sentarse a la mesa rodeado de amigos. Lástima que Martine y Phillipa se den cuenta tan tarde.

Anuncios

2 pensamientos en “EL FESTÍN DE BABETTE

  1. Creo que, por fin, “estos” de wordpress ya me dejan poner comentarios con un laborioso proceso. Me alegra que te añadas al club de seguidoras de El festín…Yo también lo leí en esa preciosa edición y lo elegí al saber que la autora es Isak Dinessen. Hay una peli de “arte y ensayo” del 87, con su Oscar y su Bafta que no está nada mal, pero me quedo con el placer de la lectura. ¿Qué leemos este mes?

    • ¡Anda!¡Es verdad! Si no os he dicho lo que toca en mayo… Pues toca revivir infancia: Mejor Manolo, de Elvira Lindo. Muchas gracias por tu “recuerdacomentario”, Seve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s