MEJOR MANOLO

mejor manolo2Mejor Manolo, mejor imposible… Volver a la infancia siempre te asegura un rato agridulce, “tristalegre”, pero con Manolito Gafotas no se tiene la sensación de derrota que siente el adulto cuando la infancia pasa por su mente, la revive unos minutos (lo que se tarda generalmente en contar la batallita) y concluye con el pensamiento final de “¡ay, qué mayor soy!”.

Con Manolillo (yo, como su abuelo, me resisto a llamarle Manolo, eso supone que ha crecido y eso causa un ataque de nostalgia excesivamente perjudicial para el ánimo de una treintañera), con Manolillo se sigue viendo el mundo de los adultos con la sensatez de un niño. Así, ve perfectamente que su hermana pequeña y su madre están enamoradas del mismo hombre por el que pelean sin piedad, ve cómo el Imbécil se reconcome por dentro ante la llegada de su hermana pequeña, la Chirli (el mote da para comentar la eterna costumbre española de destrozar el inglés sin remordimientos como venganza a nuestra imposibilidad de pronunciarlo en condiciones), ve la transformación de su amigo el Orejones en diseñador de moda, coreógrafo y estilista a pequeña escala, …

Lo bueno de Mejor Manolo es que, a través de sus ojos, se ve con alegría la sociedad, el tiempo y el lugar que nos ha tocado vivir (que no es poco): el chulo de Yihad, del que sus padres no se preocupan apenas; el Orejones, que empieza a tener pluma pero al que nadie pregunta lo que todos intuyen; la maestra con sueldo recortado, que cuenta los días para su jubilación; la madre, que no para de cuidar a todos y de repente un día se da cuenta de que tiene una habilidad al margen de lo doméstico y monta su negocio; el padre, que pinta poco porque no se pringa del todo, ya sea porque su mujer no le deja o porque pringarse es agotador; el abuelo, que está unido a la familia, por los niños pero también por las deudas; las manifestaciones, los recortes, la burbuja inmobiliaria ya reventada, las deudas como una constante en nuestra vida de clase media venida a menos,… Pero todo con la alegría que caracteriza a nuestro pueblo, que somos capaces de reírnos en las peores circunstancias y de esas risas sacar las fuerzas para seguir adelante. Eso es lo que me aporta los libros de Manolito Gafotas, y este último, más que ninguno. Resumiendo, pongan un Manolillo en su vida, Mejor Manolo le alegrará un rato la vida, pero bien, como hay que hacerlo, a carcajada limpia.

Anuncios

Un pensamiento en “MEJOR MANOLO

  1. Aún no tengo víctima para junio… Es que es un mes complicado en mi vida y estoy buscando algo compatible con la corrección-docencia-papeleo que me depara este mes, o lo que es lo mismo, estoy buscando algo breve, animoso y bonito, ¿alguna sugerencia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s