Febrero leído (o no): cuentos, cómics y libros para (no) dormir a enanos

 

liteinfantil.jpgEste mes no he cumplido, no me ha dado el tiempo ni las ganas para leerme un libro. Pero se me ha ocurrido una buena solución.

Veréis, aunque no me haya leído un libro este mes, en realidad me he leído muchos varias veces antes de dormir. Razón: hijos con pocas ganas de dormir en su cama y muchas excusas para dormir en la mía. La que siempre les sirve es la de que les lea un cuento. “Pero sólo uno y te vas a dormir”. “Vale, te lo prometo”. Mentira. Nos mentimos así cada noche, porque al final leo varios cuentos varias veces y los tíos no se duermen. Si hacemos un cálculo rápido, tenemos que leo cada noche dos cuentos (a veces más pero no me voy a poner chula) desde hace unos cuatro años, esto es, 2x365x4=2920 cuentos. Una falacia como una casa, porque la mayoría de las veces les leo los mismos, aunque seguramente en todo este tiempo hemos leído juntos unos trescientos, con lo que bien se puede convalidar por un libro de un mes, ¿no? En fin, que me he convertido en toda una experta en libros para niños, al menos para los míos.

Hay verdaderas joyas que da igual las veces que las leas, nunca se cansan. Es el caso de Hay una vaca en la nevera, de Amaia Cia Abascal y Ricard Zaplana Ruiz (y su segunda parte Hay un hipopótamo en la bañera), de la editorial Beascoa. Es la historia de una familia normal que de repente se despierta con un nuevo inquilino en casa. Tiene unas ilustraciones alegres y sospecho que a mis hijos les gusta porque es una pareja con un hijo y una hija y un abuelo tierno y gruñón que va a su bola (sí, papá, así te vemos), enseguida se identifican. Otro éxito nocturno de mi casa es Mis vecinos los piratas de Jonny Duddle (editorial Fortuna), de repente en Villasosa de la Ribera (que es Santander, o al menos a mí me encaja) se instala una familia de piratas, los Jolley-Rogers. Está en verso y mi hijo se lo sabe de memoria, algo que comprobé la segunda vez que lo leímos. De este mismo autor son El rey del espacio (un chaval toma la galaxia después de hacer unos cuantos robots) y Gigantosaurio (un dinosaurio vacilón toma el pelo a sus amigos), que también molan aunque no tanto como los Jolley-Rogers, que además vienen con unos posters muy chulos. Y si tenéis en casa un amante de los superhéroes, hay posibilidades de que triunfe Superpatata (Artur Laperla, Bang Ediciones). Cuenta las aventuras de SuperMax, un superhéroe muy guapo que, por una treta del Dr. Malévolo, se ha convertido en un tubérculo. Lo gracioso de este cómic es que nuestro prota sigue siendo un superhéroe que salva a gente, pero con pinta de patata (con todo el drama que eso supone para un guaperas como SuperMax). Tiene golpes pero no tantos como para que mi hijo me haga leer Superpatata, Superpatata 2, Superpatata 3 y Superpatata 4 seguidos y yo lo haga con gusto (creo que hay Superpatata 5, pero aún no me he atrevido a comprarlo). Otro cómic que les gusta es Petit Poilou (de Cèline Fraipont  y Pierre Bailly, editorial Dupuis). En un viaje a Las Landas compramos Le tresór de Coconut, de Petit Poilou, es un cómic francés pero, como no tiene ni una palabra, no hay problema, es puro cómic para niños, una maravilla.

Luego está Ñac Ñac, el monstruo comelibros, de Emma Yarlett (editorial Bruño), un monstruo amarillo y canijo se alimenta de libros a los que les cambia la historia. Es curioso pero este les gusta a los dos (mi hija tiene un año y medio y mi hijo, cinco). Creo que influye el hecho de que haya onomatopeyas, esto a la pequeña le gusta y nos lo pega al resto, especialmente a mi hijo, que como ya se lo sabe se lo cuenta a gritos (no modula bien el volumen cuando se emociona). Otros cuentos para enanos de un año que pueden contar los hermanos mayores son los ya clásicos de Chris Haughton (editorial Milratones) Un poco perdido (el más molongui), ¡Oh, no, Lucas! y ¡Shhh! Tenemos un plan, historias sencillas para ellos, con ilustraciones basadas en un color y una cita en el inicio que a los mayores nos deja un poco pensando en su trasfondo. Otras historias que les gustan son Un bicho extraño (Mon Daporta, Faktoria K de Libros), que se lee del derecho y del revés; ¿Le pondremos bigote? (Mar Benegas& Lalalimola, editorial Combel), que viene con una canción; ¡Que llega el lobo! y Ya está aquí Lobo, ambos de Emile Jadoul (editorial Edelvives), tienen un giro sorprendente en su final que les hace mucha gracia.

Hay libros que son bonitos para todos y, aunque a ellos no les haga mucha gracia al principio, vale la pena insistir un poco. Me pasó esto con Harold y el lápiz morado de Crockett Johnson, que es un libro de 1955 (Harpercollins Pu.), donde Harold va pintando lo que le va pasando. Muy chulo, sobre todo para niños que pintan. Como Soy un artista de Marta Altés (Blookie Books), donde un niño no puede evitar pintar aunque su madre no interprete sus dibujos de la misma manera. Nuestro último descubrimiento es también de esta autora, Pequeña en la jungla, donde una mona chiquitina intenta hacer lo mismo que el resto. Curiosamente este le compré pensando en mi hija, que es la pequeña de la casa y de su clase, pero ha triunfado con mi hijo, que es el mayor de la casa, de sus primos y de su clase, una nunca sabe.

Ahora me estoy adentrando en la novela para primeros lectores, le intento leer a mi hijo capítulos de novelas con alguna ilustración (Los Jolley Rogers y el tesoro del monstruo, de Jonny Duddle- ed. Fortuna-, Crónicas del vampiro Valentino de Alvaro Magalhaes- ed. Pirueta- , y ahora Cómo entrenar a tu dragón, de Cressida Cowell -SM-). Nos está costando porque hay muchas menos ilustraciones y si no sabes leer, parece que no tiene mucho sentido estar en una página si no hay dibujos. Y ahí estamos. Aún no soy una experta, pero dadme un par de años y os lo cambio por un libro.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s