ABRIL LEÍDO: DIBÚJALO, de Fernando de Pablo y Miren Lasa

dibujalo2

No he dibujado nunca, salvo cuando me veía obligada, que ha sido en alguna clase de dibujo en Primaria (que la daba el de Educación Física o cualquier otro con un perfil tan poco afín a las artes como ese- ¡ay, madre, cuánto ha ganado la Educación Plástica con profes de Bellas Artes en estos años!-). De mayor, no me he visto obligada pero sí me hubiera gustado dibujar bien cuando di durante unos meses clases de español a extranjeros. Aquellos meses lamenté muchas veces que dibujar no se me diera bien, que el azar no me hubiera dotado con ese talento sin apenas haberme esforzado en ello (ya sabéis, esa vieja idea de que existen unos pocos elegidos para realizar ciertas tareas, sobre todo para las creativas).

¡Dibújalo! desarma varias teorías personales que tenía acerca de mis habilidades en este campo:

  1. NO SÉ DIBUJAR. Nadie sabe dibujar hasta que no se pone a dibujar. No hay talentos innatos, casi mágicos, que te doten para hacer algo bien a la primera. Esto, que se lo digo yo a alumnos, hijos, amigos, etc., no lo he aplicado nunca en lo que se refiere a mi habilidad con las artes plásticas.
  2. NO TENGO POR QUÉ DIBUJAR. Es muy útil dibujar para explicar cosas. Y yo, que me paso el día dando la lata a víctimas indefensas, lo tengo que aprovechar.
  3. NO TENGO TIEMPO PARA APRENDER A DIBUJAR. Con cuatro nociones básicas se pueden hacer cosas curiosas. Nociones básicas que vienen explicadas en este libro de forma clarividente.

En este libro no te revelan grandes verdades, que se te hayan velado hasta ahora. Sin embargo, dan consejos e instrucciones, y ponen ejemplos de casos reales donde los dibujos explican perfectamente. Hay una parte práctica con ejercicios sencillos y breves, ideales para manos oxidadas- como las mías-, y también una parte, donde cuentan trabajos que han realizado para empresas de todo tipo.

En este mes he aprendido algo de dibujo. No es que lo haga mucho mejor pero he perdido el miedo y la vergüenza a dibujar. Y creo que me está empezando a gustar. Además, permite sintetizar magnifícamente ideas complicadas, proyectos complejos o actividades inabarcables, todo se entiende mejor, lo que hace que se pueda explicar mucho mejor. Conclusión: tengo un pique curioso con el rollo este de dibujar, tanto que ya me he comprado unos buenos rotuladores que no manchen, que tengan varios grosores, colores, y me permitan entenderme y hacerme entender mejor. Razón: ¡Dibújalo!*

 

 

 

*Re-razón: María, mi AL favorita (¡ay, madre, no sé que va a ser de mí cuando te vayas!, seré como un profe de Educación Física de los años 80 dando Plástica a alumnos de Primaria).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s