Marzo leído: Fun Home (una familia tragicómica), de Alison Bechdel

Qué cómic.

No sé ni por dónde empezar. Por un lado, creo no haberlo comprendido en profundidad. Tanta intertextualidad, sobre todo con el Ulises de Joyce, me aturde y me deja fuera de juego. Sin embargo, me parece haber atisbado un poco la esencia de la historia.

Allison cuenta su vida hasta la muerte de su padre. Al principio, hace gracia esta familia que regenta una funeraria en una población aislada de América, con un padre obsesionado con recuperar una casa victoriana de muebles victorianos (con las volutas que eso conlleva) y una madre que pretende llevar la casa a la perfección, doctorarse y actuar en obras de teatro.

Poco a poco la cosa se va poniendo más negra, tanto que cada miembro de la familia se refugia en su propia creatividad para aliviar su dolor. Casa de talentos desperdigados y corazones doloridos. Se pone triste la historia.

Allison descubre que es lesbiana. Más que descubrir, se atreve a ponerle nombre a algo que siempre estuvo ahí. Se lo dice a sus padres por carta. Parece que lo asumen. O no. Como no se habla de ello, como no se nombra- de nuevo, las palabras y su importancia -, nada se mueve. Hasta que su madre le habla de las relaciones homosexuales de su marido, de sus propias insatisfacciones, de su infelicidad. Su padre le habla de su cobardía, sin salir del armario pero saliendo, y al poco muere, dejando a Allison embarrada en dudas, suposiciones, hipótesis, incertidumbres, cosas que debieron decirse pero nunca dijeron pero que le llevan a preguntarse continuamente quién era su padre, y con ello, quién es ella.

Es curioso cómo nuestra identidad va siempre unida a la de nuestros padres. Queramos o no, decidamos ignorarla o no, ahí está hasta que un día al fin comprendes su identidad. Porque sí , porque ya eres mayor, ya no vives en su nido, porque toca. Y casi seguido te descubres aceptando la tuya. Siempre pasa. Aún sin historia dramática, aún con infancia feliz y padres preocupados. Hasta que no aceptamos y entendemos a los que nos criaron, uno no encuentra su paz.

A Allison Bechdel le llegó creando este cómic que va más allá de contar cómo crecía una lesbiana en la funeraria de Beech Creek.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s