DICIEMBRE LEÍDO: Relatos de lo inesperado, de Roald Dahl

Joe con Roald Dahl… Que yo creí que era para niños y resulta que eso sólo cuando hace novelas. Cuando escribe cuentos, son para adultos. ¡Y es que me engaña siempre! Y mira que voy preparada con el título y me digo «este va a salir por donde menos te lo esperes» y nada, siempre me la da.

Relatos de lo inesperado son 16 relatos donde el desenlace es imprevisible. Yo soy presa fácil, siempre me sorprenden, casi no hay mérito en ello porque me dejo engatusar, me gusta no estar previniendo ni desconfiando (para eso ya tengo las llamadas que me hacen las compañías telefónicas en la vida real). Pero es que me parece tan imprevisible que creo firmemente que ni los ingenieros de mi familia (y ahora mismo pienso en mi hermano mayor, que ha visto y leído toda la ficción del mundo mundial) hubiesen podido acertar con los finales de Dahl.

Sin embargo, lo que más me ha impresionado es que los personajes son gente normal, tan real que he podido tomar café con cualquiera de ellos en cualquier sitio. Estos personajes suelen verse en una situación en la que no me gustaría encontrarme nunca pero a la que, ciertamente, la vida te puede llevar en un momento dado. Hasta el punto de apostarse a una hija, de matar a un marido ingrato, de pretender vender un retrato que hace años te tatuaste en la espalda porque ahora vale millones, o de aceptar y hasta alegrarme de que el cerebro de mi marido siga vivo sin su cuerpo días después de su funeral. Así dicho, parece inverosímil y fantástico, pero lean, lean a Roald Dahl y verán que es posible. Es un genio de la verosimilitud.

Tanta verosimilitud que me asusto. No provoca miedo pero sí me crea un incómodo temor ante lo que somos capaces de hacer ante determinadas circunstancias. Nuestra naturaleza humana, complicada y variable… Y eso no me lo esperaba del autor de Danny el campeón del mundo (gran éxito en 1ºESO) o Charlie y la fábrica de chocolate. Ya saben, el prejuicio idiota de que un autor no puede ser tan variable de un libro a otro, no puede pasar de la alegría y la magia de la literatura para jóvenes a la ironía, el egoísmo y la grisura de la vida en su literatura para adultos. Y claro que se puede. Inesperadamente, los genios sí pueden.

Un pensamiento en “DICIEMBRE LEÍDO: Relatos de lo inesperado, de Roald Dahl

  1. Querida Ana, vuelves a hacerlo: tengo que salir corriendo a hacerme con el libro, señor, señor. Yo me quedé en Boy. Relatos de la infancia, que no es, tampoco, para niños. O no para cualquier niño. 23 de febrero, tertulia: Tierra sonámbula, de Mia Couto. Besos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s