Octubre y noviembre leído: PERCY JACKSON Y EL LADRÓN DEL RAYO, de Rick Riordan

Lo que uno decide leer un mes tiene mucho que ver con lo que pasa el día que va a la librería. Por lo menos, a mí a veces me pasa. Cuando no tengo claro lo que quiero, que suele ser la mayoría de las veces. Con Percy Jackson y el ladrón del rayo fue así.

Llegué, paseé, fisgué y lo vi. Me acordé de que una compañera del curso de cine dijo que era el mejor libro del mundo y me lo llevé. Me fascina la gente que afirma que tal libro es el que más le ha gustado. Yo, para eso, soy un desastre. Para empezar, se me olvidan los libros que he leído, se me queda en la memoria una sensación vaga de si me gustó o no, pero apenas puedo justificarlo con argumentos sólidos. Y luego está eso de que me gustan muchos libros, no podría elegir uno y desechar a los demás. Qué le voy a hacer: soy la típica clienta indecisa que todos los dependientes detestan.

Total, que, seducida por la afirmación tajante de mi compañera cineasta de 17 años, me topé con Percy. Con la vuelta a la rutina laboral, apenas he encontrado un rato para ponerme a leer y he tardado dos meses en leérmelo. El pobre. No tiene la culpa de que a su dueña le cueste arrancar motores.

Percy es un adolescente que se siente mal en el lugar del mundo que le ha tocado (valga la redundancia). No encuentra su sitio, no se entiende, no se valora. Todo, muy adolescente. Muy humano. Hasta que llega al Campamento Mestizo y entiende quién es y qué le pasa. A partir de ahí, las aventuras y los mitos se suceden. Y se acepta.

A veces es previsible, sobre todo si te sabes los mitos (aunque siempre es un placer volver a ellos). Aún así, me gusta ver cómo Percy logra recorrer el camino a la madurez, entenderse para quererse y así afrontar lo que venga. Medusas, furias, cerberos. Venga lo que venga, estará preparado. Por eso es el mejor libro del mundo para mi compañera del curso de cine. Y para mí también un poco, aunque me pille en una edad lejana al autodescubrimiento. Siempre mola encontrar un libro que acabe con la certeza de que podemos con lo que nos echen, como Percy.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s