ENERO LEÍDO: INSTRUMENTAL, de James Rhodes

instrumentalMe ha dado pena terminar este libro, que he devorado en cuatro ratos. Es extraño porque pensé que iba a ser un dramón del uno: un pianista, que en su infancia había sido violado durante años por un profesor de gimnasia, escribe sus “memorias de música, medicina y locura”. Esto no puede acabar bien. Y lo más extraño de todo es que lo he acabado con una sonrisa en la boca. Y unas ganas tremendas de aprender a tocar el piano (pero eso supongo que se pase mañana cuando la rutina mitigue mi euforia post-lectora); ¡piano!, yo, que no tengo idea de tocar ningún instrumento, ni siquiera la flauta escolar (me niego a llamarla dulce), con la que me inicié en 3º de Primaria para dejarlo a final de curso; que no recuerdo haber recibido más clases de Música en el colegio y que en el instituto una profesora me hizo aborrecer la asignatura con ese rollo de pillar en qué compás estaba tal o cual pieza y con su denso libro de texto lleno de datos absurdos (al menos, para mí, que no pillaba una). James Rhodes me ha enseñado más música clásica en este libro que esa señora en un curso escolar.

Este tío ha tenido la genial idea de que cada capítulo, que como buen músico llama tema, tenga por título una de las piezas clásicas que más le gusten, le emocionen o que uno pueda vivir sin haberlas escuchado al menos una vez en la vida. De hecho este libro se lee con los cascos puestos, enchufado a una playlist que él ha creado en Spotify para ello. Empecé a hacerlo porque así lo recomendaba en su Preludio, un poco por no llevarle la contraria al autor ya desde las primeras páginas, y, a mitad del libro, me di cuenta de que si no tenía los cascos o acceso a Internet prefería no leer porque leer esto sin música se quedaba en la mitad y no quería hacerlo mal para no perderme nada.

Su vida no dista de otros que hayan pasado por mucho sufrimiento, muchísimo, y hayan tenido que recorren un largo camino en el que muchas veces se han perdido entre drogas varias, soledad profunda, autolesiones, equivocaciones de todos los tamaños hasta finalmente encontrar la dirección en la que quería ir. A James Rhodes le salvó la música clásica y un buen equipo, formado por un buen amigo, un buen manager, un hijo y un buen amor. Sin embargo, lo importante de este libro es lo otro que cuenta.

Creo que este señor es un genio, igual no en lo de tocar el piano (igual sí, no tengo ni idea pero como él se empeña en el libro en decir que no lo es- seguro que lo es y estoy quedando fatal ahora mismo-), pero sin duda es un genio contando, mostrando, enseñando música. En sus conciertos cuenta entre pieza y pieza cosas del compositor o de otro intérprete o de él mismo, lo hace ameno, divertido, diferente. Yo aprendería bien inglés sólo para entenderle en uno de sus conciertos (también euforia post-lectora).

Se queja del entorno de la música clásica, siempre elitista, y propone (es tan bueno no quedarse apalancado en la queja y hacer, siempre hacer) llevársela a todo el mundo: monta su discográfica, su propio estilo en sus conciertos, hace programas en la tele,… Propone crear, sin excusas, “encontrad aquello que os encanta y dejad que os mate” (merece la pena leer su entrada en el blog de The Guardian sobre ese rollo de “no tengo tiempo para escribir, leer, componer,…” que nos decimos siempre).

En fin, es un libro estupendo, ameno, a pesar de su dureza en algunos momentos, editado cuidadosamente por Blackie Books, y que, encima te descubre un mundo nuevo, el de la música clásica (paradojas de estos tiempos)*.

 

 

 

 

 

 

*Confieso que escribo esto escuchando la Chacona de Bach y Busoni interpretada por este chico. No entiendo nada de notas, compases y esas cosas, pero me gusta.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s